Prácticas de conducir XII y XIII: giros, stops, autopista con niebla

practicas de conducir en señales de stopHoy hice dos prácticas de conducir seguidas, con otro profesor que me dará clases los fines de semana, ya que tengo prisa para presentarme al examen práctico. La experiencia de  practicar con otro profesor fue excelente, porque cada uno puede aportar algo nuevo y observar mi evolución desde una perspectiva diferente. Practiqué lo que más me viene costando hasta ahora: los giros y los stops. Además, el día estaba lluvioso y tuve la oportunidad de conducir con niebla en la autopista.

Los primeros minutos de la práctica tuve que adaptarme un poco al nuevo profesor, y supongo que él a mí. Hoy sábado a las 9:00 había poco tráfico y pocos peatones, así que eran buenas condiciones para hacer las prácticas más tranquilo. Fui circulando sin problemas. Practiqué la entrada por el carril de aceleración de la autopista una vez más, y me puse a 120 km/h ante la insistencia del profesor de que en la autopista hay que demostrar soltura y llegar a la velocidad máxima si es necesario. Había niebla y un panel indicando que se moderara la velocidad, así que no tenía muchas ganas de pisar el acelerador, pero fui a 110 casi todo el tiempo. La salida por el carril de deceleración me volvió a costar. No hago las reducciones desde quinta a segunda con la suficiente soltura, aunque esta vez fue mejor que en anteriores ocasiones. Tengo la tendencia a aguantar el embrague pisado en las reducciones en vez de soltarlo, y obviamente así no se aprovecha el freno motor.

De vuelta a la ciudad, el profesor me llevó a la zona donde comienza el examen práctico. Circulé por varias calles estrechas, hice giros a la izquierda en los que estuve mejor que otros días y practiqué diversos stops complicados. No acabo de aguantar bien el embrague. Sobre todo en primera es vital aguantar el embrague sin levantarlo rápido, aprender a salir lento solo con el embrague y ayudándose muy levemente del acelerador. Del mismo modo, hay que aguantar el embrague tras las reducciones de marcha, sin retenerlo demasiado pero también sin levantarlo rápido. Está siendo el único punto de la mecánica que aún me causa problemas. En la segunda mitad de la práctica de hoy ya fui cogiéndole el truco, pero necesito más soltura. En cuanto a los stops en sí mismos, los hay que causan muchísimos problemas debido a que hay que buscar el punto donde detenerse y luego avanzar muy lentamente para buscar un segundo punto de detención con visibilidad. No es nada fácil, y es necesario practicarlos bien para dominarlos.

Hoy también aprendí a pasar las glorietas que están apartadas a un lado mientras que tu carril sigue en línea recta. Para tomarlas, dependerá de dónde tengamos que ir. Si el examinador no dice nada, implica que debemos seguir de frente, por lo que debemos continuar por el carril de la derecha, ceder el paso e ir de frente. Sin embargo, si el examinador dice que giremos a la izquierda, o que tomemos la segunda o tercera salida de la glorieta, no podremos hacerlo por el carril de la derecha (como se hace siempre en el resto de las glorietas) sino que deberemos pasar al carril izquierdo antes de entrar en ella y luego pasar al carril de la derecha desde el interior para salir de la glorieta. Por supuesto debemos señalizar los desplazamientos y mirar por los espejos. Este tipo de glorietas también son un poco traicioneras para ceder el paso, porque la entrada recta queda por detrás y nuestra tendencia suele ser mirar solo a los coches que están circulando dentro de la glorieta circular y no los que vienen por ese carril recto que queda más atrás de nuestro coche. Para verlos hay no solo que mirar al espejo izquierdo sino también directamente por la ventanilla izquierda. Y hablando de espejos, hoy los miré de forma breve y frecuente, como marca la norma.

Practiqué también un estacionamiento a la izquierda y una incorporación desde la izquierda. Necesito hacer más estacionamientos, porque hasta ahora solo hice dos.

Los próximos aspectos de mi conducción que debo pulir son los siguientes:

  • Salir de los stops a baja velocidad con el embrague a la mitad, y encontrar los puntos correctos de detención con visibilidad.
  • Controlar mejor las reducciones de marcha a alta velocidad, sin soltar el embrague tan rápido.
  • Orientarme con las señales de indicación y estar atento a las señales verticales (sobre todo las de entrada prohibida).

A pesar de los 90 minutos seguidos de práctica, no me sentí fatigado ni estresado. Fue una clase con momentos muy complicados, pero ya me mantengo tranquilo y domino más el coche. El profesor que me dio las clases hoy, que también es el dueño de la autoescuela, me dijo que me había visto mejor de lo que esperaba, que tenía buenos fundamentos de conducción y que solo me faltaba la experiencia del día a día. Me dio esperanzas de que con las prácticas que voy a hacer hasta el día del examen (que será entre el 17 y el 21 de noviembre) voy a estar preparado para intentar aprobar. Mañana domingo también tendré doble práctica con él a primera hora.

Compartir esto:

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad y el aviso legal. *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Categoría de datos: Usuarios, clientes y/o proveedores.

  • Responsable del fichero: Guillermo Pérez.

  • Finalidad: Gestión de los comentarios.

  • Legitimación: Interés legítimo / Consentimiento.

  • Destinatarios: No se cederán estos datos a terceros salvo obligación legal. Hospedaje en Godaddy Inc.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad o cancelación de sus datos, y limitación u oposición a su tratamiento o a retirar el consentimiento prestado.

  • Información adicional: Política de privacidad.