¿Las luces de emergencia de tu coche son solo para emergencias?

Cuándo no usar las luces de emergenciaTanto si eres conductor, acompañante o peatón, seguro que habrás visto miles de vehículos con las luces de emergencia encendidas (sí, esos 4 o más intermitentes a la vez, que se encienden cuando pulsas ese botón del salpicadero que suele tener forma de triángulo rojo). Supongo que a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que no hay tantos vehículos con una emergencia real y que solo encienden estas luces para advertir de que están en un lugar prohibido y hacer más visible su presencia. Siendo sinceros, la mayoría de los conductores que ponen las luces de emergencia en ciudad es porque aparcan en un lugar que no deben para bajarse a comprar, recoger a alguien, etc. Las emergencias reales deben ser el 0.1% de los casos. ¿Es esto correcto? ¿Debe hacerse? ¿Te pueden multar por hacerlo? ¿Cuándo debería encender las luces de emergencia? En este artículo voy a intentar explicar diversas situaciones.

Las luces de emergencia, a pesar de lo que indica su nombre, no están concebidas para su uso exclusivo en situaciones de emergencia y/o avería (aunque estos deberían ser los usos más correctos). Estas luces de emergencia (todos los intermitentes del vehículo parpadeando a la vez) tienen como objetivo hacer más visible a tu vehículo ante los otros conductores en circunstancias que puedan suponer un peligro temporal. Por tanto, al contrario de lo que piensan algunos, no es incorrecto encender las luces de emergencia si aparcas en un lugar prohibido, siempre y cuando ese lugar o las condiciones de visibilidad supongan un peligro. Lo incorrecto, obviamente, es aparcar en lugares prohibidos, dejar el coche en doble fila para ir al estanco o pararse en mitad de una glorieta para comprar castañas. Algo que debes tener muy claro es que encender las luces de emergencia no te concede un derecho especial o te exime de multas. Al contrario: si los agentes quisieran ir de caza, solo tendrían que ir prestando atención a las luces de emergencia y el ayuntamiento de turno se llevaría un buen pico cada día.

Es correcto encender las luces de emergencia para señalizar un peligro temporal.

¿Pueden ponerte una multa por circular con las luces de emergencia encendidas sin causa justificada (por un olvido, por ejemplo)? La respuesta es sí, aunque es raro. Si un agente te para y no estás en una emergencia o no demuestras que tienes una avería, podría multarte por hacer un mal uso de las luces de emergencia. Claro que podrías mentir y decir que estabas sintiendo un mareo o un dolor en el pecho pero, aparte de que mentir está muy mal, el agente probablemente no te dejaría seguir conduciendo hasta comprobar que no tienes el citado problema de salud. Es decir, que podría inmovilizar el vehículo si no está seguro de que estás en condiciones de conducir o, peor aún, si sospecha que le estás tomando el pelo.

Más raro aún sería recibir una multa por dejar las luces de emergencia en un vehículo estacionado, aunque en teoría es posible si no hay peligro que lo justifique. Si a alguien le han multado alguna vez por esto le rogaría que lo contara en los comentarios.

Debo confesar que detesto la manía de una buena parte de los conductores de usar las luces de emergencia por cometer infracciones. Cuando uno va conduciendo y ve un vehículo (circulando o parado) con las luces de emergencia encendidas, inmediatamente debe pensar que algo imprevisible puede ocurrir. ¿Quién te dice que el conductor de ese vehículo no está sufriendo un infarto o que su mujer está de parto? Por tanto, lo correcto es disminuir la velocidad y tener precaución, aunque en la inmensa mayoría de las ocasiones verás que es el típico listo que deja su coche donde mejor le conviene y coloca sus lucecitas de emergencia para decir “¡aquí estoy yo, cuidado!”. Esta es justo la razón por la que no me gusta nada el abuso de las luces de emergencia: va cauterizando la sensación de peligro para la que están concebidas. Pero el problema no son las luces de emergencia, porque es mejor ser visible que no serlo cuando haces alguna barbaridad como pararte en una glorieta para comprar castañas, sino la infracción en sí misma.

Hasta ahora me estoy refiriendo a las vías urbanas, porque las luces de emergencia en carretera son palabras mayores (ahí normalmente sí se usan de forma correcta y debes pensar que el conductor tiene una avería, que está viendo signos de accidente delante, que se siente enfermo, etc).

Presta especial atención a las luces de emergencia cuando estés en autopista o autovía.

¿Cuándo deberías encender las luces de emergencia? Siempre que tú o tu vehículo estéis en una situación de peligro. Por ejemplo, debes encenderlas en caso de retenciones en autopista, o cuando ves en tu frente una nube de polvo (signo habitual de accidente o explosión de neumático). También debes encenderlas ante cualquier tipo de síntoma de salud que sientas, incluyendo los no graves como estornudos continuados, un ataque de tos, un ligero mareo, ganas de vomitar, etc. Del mismo modo, es necesario encender las luces de emergencia ante cualquier situación de posible riesgo o distracción dentro del coche (una avispa que entra por la ventanilla, una discusión, etc). Porque, aunque pienses que es algo leve, el problema puede agravarse y suponer un peligro. Si pasa el potencial peligro, las quitas y asunto resuelto.

Un uso de las luces de emergencia que suele olvidarse (y que debería ser el más obvio) es cuando tienes cerca un vehículo de emergencias (bomberos, policía, ambulancias), con sus luces de emergencias encendidas, y prevés que vas a tener que cederle el paso haciendo alguna maniobra extraña. En cuanto oigas una sirena o veas las luces de dichos vehículos de emergencia, prepárate para pulsar el botón del triángulo porque es probable que necesites cederles el paso y, antes, deberías poner también tus luces de emergencia.

Tanto en ciudad como en carretera deberías evitar cometer infracciones por tonterías como bajarte a comprar algo o recoger a alguien, no ya por la multa sino porque estás poniendo en peligro a los demás conductores. Pero, si estás dispuesto a correr riesgos y fastidiar a la gente, es mejor que pongas las luces de emergencia porque así al menos te harás más visible. Ten en cuenta que además del peligro que causas con tu infracción, también estás contribuyendo a cauterizar la sensación de peligro ante las luces de emergencia, por lo que si un día sufres un infarto y las pones no te quejes luego de que todos pasan de largo. Y en carretera y autopista, presta máxima atención a las luces de emergencia. En cuanto las veas, disminuye la velocidad e intenta averiguar lo que sucede, sobre todo si es el vehículo de enfrente el que las enciende.

Compartir esto:

4 comentarios en “¿Las luces de emergencia de tu coche son solo para emergencias?

  1. Muchos conductores piensan que cada vez que se detienen deben encender las luces de emergencia. Olvidan que todos los vehículos tienen luz de frenos que previenen al conductor que le precede. Si no tiene emergencia pienso que no se deben encender las luces de emergencia. Si está mal estacionado sin motivo de emergencia está cometiendo una infracción. Además los vehículos de transporte colectivo, mientras no esté prohibido estacionar, lo pueden hacer al lado derecho por el tiempo que estimen conveniente ya que no está prohibido estacionar. Todos los vehículos pueden estacionar mientras no esté especificado qué vehículos no pueden hacerlo. Hay mucha desinformación y mal uso de las luces de emergencia.

  2. Estoy harto de los “listos” y “gandallas” que se creen con el derecho a parar y/o aparcar en carril de tránsito, obligando a todos a cambiar de carril y provocando situaciones de peligro mientras toman un café tranquilamente. Hace tiempo que tomé la táctica (ilegal) de tocar el claxon hasta rebasarlo, en señal de protesta, al objeto de molestarlos igualmente. Y me complace ver cómo ya cada vez hay más gente que lo hace. A ver si así la policía local no pasa de largo. ¡Que ya les vale!

    • Algunos incluso paran justo al comienzo de la calle en un cruce o tras una glorieta, provocando aún más peligro. Esta ha sido la causa de los dos accidentes que he tenido hasta ahora. En ambas ocasiones, los dos “valientes” salieron corriendo en cuanto oyeron el golpe. En uno de los accidentes (con un ciclista) fui yo quien cometí el error de pasarme al carril izquierdo para pasar a uno de estos vehículos mal estacionados justo antes de un cruce. En el otro accidente fue otro conductor el que se vio perjudicado, ya que el coche mal estacionado le impidió ver que yo estaba parado en un semáforo en rojo, impactando contra mi vehículo por detrás. Por eso recomiendo que en cuanto se tenga un accidente donde uno de estos vehículos esté implicado la primera reacción sea fotografiar su posición y matrícula en la escena del accidente, así como avisar a la policía local y que haga un atestado donde se incluya a dicho vehículo (ya que cuando hay más de dos vehículos implicados no se puede hacer parte amistoso).

      Y en cuanto a la forma correcta de encarar estas situaciones, el mejor consejo es la calma y la anticipación. Hay casos en que podemos avistar con antelación al vehículo que obstaculiza, y resolver la situación señalizando con el intermitente y cambiándonos de carril tras mirar por el espejo retrovisor. En otros casos no hay otra opción sino esperar detrás hasta que se despeje el carril izquierdo. Y en casos puntuales, como el de mi primer accidente (vehículo obstaculizador antes de un cruce en una calle sin visibilidad y con solo dos carriles), lo más recomendable es quedarse detrás, poner luces de emergencia, tocar el claxon de forma moderada (para señalizar el peligro) y, si no viene a retirarlo tras dos minutos, quedarse allí y llamar inmediatamente a la policía local. Quien quiera arriesgarse a pasar, que lo haga, pero a mí no me vuelven a enganchar en esta situación, que hay mucho fraude a los seguros y este debe ser uno de los métodos utilizados para provocar accidentes. Hay que ser consciente de que si rebasas a un vehículo mal estacionado y tienes un accidente, la culpa te la llevas tú por haber invadido el carril contrario (por mucho que al vehículo mal estacionado puedan multarle, algo que no suele suceder porque son especialistas en salir huyendo en cuanto oyen la que han liado).

      Tocarles el claxon de forma normal no es ilegal, ya que estas situaciones entran dentro del ámbito que contempla el código “para evitar un posible accidente”.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad y el aviso legal. *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Categoría de datos: Usuarios, clientes y/o proveedores.

  • Responsable del fichero: Guillermo Pérez.

  • Finalidad: Gestión de los comentarios.

  • Legitimación: Interés legítimo / Consentimiento.

  • Destinatarios: No se cederán estos datos a terceros salvo obligación legal. Hospedaje en Godaddy Inc.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad o cancelación de sus datos, y limitación u oposición a su tratamiento o a retirar el consentimiento prestado.

  • Información adicional: Política de privacidad.