Octava clase práctica de conducir: ruta de examen

ruta de examen practico de conducirLa práctica de hoy fue la primera que hice por la mañana, con más tráfico y en un recorrido urbano que suele formar parte de la ruta de examen práctico. Fue el recorrido de más dificultad que he hecho hasta ahora y, aunque cometí errores (algunos eliminatorios), aprendí mucho y vi dónde va a estar realmente la dificultad del examen.

Inicié la marcha sin olvidar nada (gracias a Dios), y mientras llegábamos a la ruta complicada puse en práctica la frenada con el freno motor en las aproximaciones a glorietas y semáforos, tal como me había indicado el profesor ayer. Me salió muy bien, y espero dar ya por superada esa dificultad con la mecánica que me traía un poco de cabeza.

La zona difícil, para que te hagas una idea, es una sucesión de calles con coches aparcados a izquierda y derecha donde apenas hay distancia lateral. Ya comienza siendo difícil la entrada, porque suelen tener giros cerrados donde es difícil ver con antelación, y algunas tienen pasos de peatones a la entrada o señales de entrada prohibida. Lo mejor es entrar en ellas lo más despacio posible, porque están plagadas de dificultades que parecen hechas para complicarle la vida al novato. Aunque yo hoy entré en segunda en casi todas, creo que lo mejor es llegar a reducir a primera si es necesario, e ir muy despacio solo levantando el embrague si está muy ajustada la distancia lateral. También hay que prestar mucha atención a los pasos de peatones que hay intercalados sin visibilidad, porque los coches aparcados a uno y otro lado no permiten ver bien si va a salir un peatón. En alguno de esos pasos opté por la detención, porque no podía estar seguro de si había peatón o no. Ante la duda, creo que es mejor pararse, mirar bien y reanudar la marcha, porque como te salga un peatón inesperado y no te detengas, estás suspendido.

Esas calles estrechas del interior de la ciudad suelen tener cedas el paso y stops complicados sin visibilidad, además de calles con entrada prohibida (y por eso son rutas típicas de examen). En uno de los cedas entré sin mucho control, porque iba en segunda, quedándome en mitad de la calle y obstaculizando a un coche que venía por allí. Es un fallo eliminatorio. El profesor me dijo que ante esos casos difíciles tenía que frenar más, pasar de segunda a primera, y avanzar muy lentamente solo levantando embrague hasta ver si venían coches. Y mirar bien a ambos lados. Después de ese pequeño bochorno, seguí afrontando cedas y stops. Algunos me salieron mejor y otros peor, pero está claro que necesito practicarlos más y no precipitarme a la hora de tomar la decisión de continuar la marcha. A veces estoy con tantas ganas de salir de la situación difícil que me precipito en la decisión.

Durante la ruta surgieron algunos obstáculos de esos aleatorios que te pueden fastidiar un examen si tienes la mala suerte de encontrártelos. Uno de ellos fue un señor al que se le ocurrió incorporarse desde su estacionamiento sin mirar, por lo que el profesor se vio obligado a frenar. Yo iba a hacerlo, pero él se adelantó. Un camión estaba allí delante, mal estacionado, e impidiendo el paso. Tuve que sortearlo como pude y cometí otro error al girar, por no mirar bien a la izquierda. Era una sucesión de situaciones difíciles que, en ocasiones, te hacen sentir que aún no tienes el control de la situación y que hay tramos donde sufres conduciendo. Ya terminada la ruta, y de vuelta a la autoescuela, me encontré con una chica que estaba intentando aparcar. Me quedé detrás porque el carril izquierdo estaba ocupado. Y la chica no acertaba con el aparcamiento. Cuando pude, me fui por el carril izquierdo, y ella se quedó allí con su lucha.

La práctica mañanera supuso una dificultad añadida: el deslumbramiento por el sol. Había oído que el examen no se puede hacer con gafas de sol, así que me dejé las mías de miope para acostumbrarme. Fui deslumbrado la mitad del tiempo, con el parasol bajado y a veces con mucha dificultad para ver. Y, después de todo, el profesor me dijo que sí se pueden usar gafas de sol en el examen práctico. No obstante, supongo que tendré que decírselo antes al examinador, no vaya a ser que luego ponga que no miré a los espejos (que, de momento, no miro mucho). Mis gafas de sol son bastante oscuras y eso puede suponer un problema. Pero, en fin, a ver si me toca un día nublado cuando me presente al examen.

Errores de hoy a mejorar:

  • Posición para hacer los giros a la izquierda. Tengo la tendencia a situarme demasiado avanzado con respecto a la calle a la que voy a girar, por lo que luego al intentar meterme en ella necesito hacer un giro de volante amplio y eso dificulta la entrada. Debo buscar un punto de detención donde vea la calle sin girar demasiado la cabeza y sin tener que dar mucha vuelta al volante.
  • Bajar la velocidad antes de acercarme a un ceda o un stop. Si el ceda o el stop parecen complicados, es mejor reducir la velocidad lo suficiente y cambiar a primera, sacando el morro levemente solo con el embrague en vez de acelerar, y con el pie preparado en el freno para cuando encuentre el punto de detención con visibilidad.
  • Tener más paciencia. He notado que soy un conductor un tanto impaciente. Necesito tranquilizarme cuando es necesario esperar, y no obsesionarme con hacerlo todo rápido y fluido sino principalmente con seguridad. Esto es muy importante cuando me encuentre con sorpresas en las rotondas o en cualquier otro lugar complicado. En vez de reaccionar con prisa, aprender que lo primero que debo hacer si no lo tengo claro es detenerme y luego decidir lo que voy a hacer con tranquilidad.

A pesar de la dificultad alta de hoy, estoy contento porque no he cometido fallos en situaciones que ya había practicado, sino en novedades. Ya domino bien los cambios de carril y la señalización, aunque todavía sigo dejando los intermitentes un poco más de la cuenta y, a veces, también me retraso un poquito en ponerlos. He conseguido aclararme con respecto a la frenada-motor, y ahora las detenciones son más suaves y precisas. Mañana volveré a hacer otra práctica matinal, pero esta vez la haré con mis gafas de sol. Según me dijo el profesor, comenzaremos a practicar el estacionamiento.

Compartir esto:

2 comentarios en “Octava clase práctica de conducir: ruta de examen

  1. Un truco para que no te de el sol de cara durante el examen: acepta voluntariamente la última plaza del examen.

    Normalmente se examinan grupos de 3 a 6 personas, y el orden se decide aleatoriamente el día antes. Si el examen empieza a las 10:00h y acaba a las 13:00h, tendrás menos posibilidades de ser deslumbrado si te examinas a las 13h que si te examinas a las 10h.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad y el aviso legal. *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Categoría de datos: Usuarios, clientes y/o proveedores.

  • Responsable del fichero: Guillermo Pérez.

  • Finalidad: Gestión de los comentarios.

  • Legitimación: Interés legítimo / Consentimiento.

  • Destinatarios: No se cederán estos datos a terceros salvo obligación legal. Hospedaje en Godaddy Inc.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad o cancelación de sus datos, y limitación u oposición a su tratamiento o a retirar el consentimiento prestado.

  • Información adicional: Política de privacidad.