El atestado de tráfico

atestado de traficoSi alguna vez tienes un accidente y llamas (o llaman) a la policía, los agentes se presentarán en el lugar de los hechos y elaborarán un documento conocido como atestado. En este artículo voy a explicarte en qué consiste este documento y por qué es importante a la hora de determinar lo sucedido en un accidente de tráfico.

La mayoría de accidentes de tráfico son leves y se saldan simplemente con el llamado “parte“, un documento que proporciona la compañía de seguros de automóvil donde se hacen constar las circunstancias del accidente, se dibuja un gráfico de lo ocurrido y se rellenan los datos de ambos conductores. Para que el parte sea válido debe estar firmado por los dos conductores, y uno de ellos debe asumir la culpabilidad. A veces esa culpabilidad no está clara o bien uno de los implicados se empecina en no aceptar su culpabilidad. En esos casos debes llamar a la policía local (dentro de ciudad) o a la guardia civil (en carretera) para que se presenten en el lugar y dejen constancia de lo ocurrido en un documento llamado atestado que, en días posteriores, deberás firmar.

Si se va a presentar la policía, es importante que dejes el lugar del accidente tal como estaba cuando se produjo. Piensa que es “el escenario del crimen”. De hecho, en los crímenes y otros delitos también se realiza un atestado. Pero, evidentemente, lo primero en lo que debes pensar es en la seguridad, tanto tuya como la de los otros conductores que vayan a pasar por el lugar del accidente. No tendría sentido, por ejemplo, dejar el coche detenido en un lugar donde pueda entorpecer la circulación con tal de no alterar las pruebas del accidente. Si te es posible, puedes tomar fotos o grabar un vídeo de la escena posterior al accidente, y luego mover el coche a un lugar donde no entorpezca. Pero, de nuevo, si el tiempo o el lugar para tomar fotos o grabar va a suponer peligro para ti o para otros, lo mejor es desplazar el coche, señalizar con los triángulos lo antes posible y situarte en un lugar donde no seas atropellado. Si hay heridos, atenderlos será la siguiente preocupación. Y, ya con más calma, cuando no haya otras prioridades, puedes tomar fotos o grabar vídeos de tu coche, las marcas en la carretera, el vehículo del otro conductor, etc.

El atestado de tráfico es el documento donde se describe, de forma objetiva, lo sucedido en el accidente.

Los agentes, al llegar, comenzarán una investigación de lo sucedido, observando los daños materiales y personales, tomando fotos si es necesario, revisando posibles marcas en la calzada y en los vehículos, y entrevistando a los conductores y a posibles testigos (por separado, un agente con cada conductor). El atestado es el documento que elaborarán los agentes con los detalles de esas pesquisas. En general suele ser un documento neutral donde los agentes relatan los hechos y las declaraciones de cada conductor, y también incluye un gráfico donde se intenta reconstruir el accidente según las pruebas y declaraciones obtenidas. Los agentes van a determinar un culpable del accidente en el atestado, incluso si ninguno de los conductores se declara como tal.

Uno o varios días después de elaborado el documento, te van a llamar por teléfono para que acudas a la comisaría a firmar el atestado. Normalmente lo firmarás y poco más, pero si consideras que hay algo importante que no has dicho o que no se ha tenido en cuenta, puedes añadirlo en el atestado. Si no es algo especialmente relevante, a los agentes no les va a gustar mucho que te pongas a añadir cosas que ellos no hayan relatado, sobre todo si son desde tu punto de vista parcial y no hechos fácilmente demostrables. Pero es tu derecho pedir que se añadan las declaraciones que consideres oportunas. También es tu derecho no firmar el atestado, pero eso no te va a servir de nada porque los agentes tienen presunción de veracidad sobre lo expuesto.

Aunque un accidente es un hecho estresante, sobre todo si es el primero, es importante que mantengas la calma. La mayoría de los atestados no van a juicio. La compañía de seguros se hará cargo de las indemnizaciones si eres culpable del accidente y, si no lo eres, se encargarán de reclamar los daños a la otra parte. En gran parte de los casos, no tendrás que preocuparte más después de firmado el atestado, porque la compañía de seguros se hará cargo de todo. Solo en accidentes graves o si hay algún tipo de delito de la seguridad vial, el atestado puede acabar en un juicio donde se determinará la responsabilidad de cada conductor.

De cara a determinar la culpabilidad frente al seguro, es de suma importancia lo que conste en el atestado.

Mis consejos con respecto al atestado de tráfico son los siguientes:

  1. Intenta obtener pruebas del accidente, como por ejemplo testigos del mismo, fotos de los daños en el vehículo y las marcas de la calzada, una grabación de la zona del accidente, etc. Pero todo esto asegurándote de que tanto tú como tu vehículo estáis en lugar seguro (el vehículo señalizado con el triángulo de peligro y tú vestido con el chaleco reflectante si vas a estar andando por donde circulan vehículos). Y, por supuesto, si nadie necesita tu ayuda.
  2. Cuando lleguen los agentes, da tu versión de los hechos de la forma más veraz posible. Evita entrar en detalles si no estás totalmente seguro de lo que estás diciendo, en especial si consideras que eres el culpable del accidente. Mantén la calma y piensa que, a menos que hayas cometido un delito contra la seguridad vial o hayas causado daños graves a alguien por una negligencia, no te va a ocurrir nada incluso si eres culpable.
  3. Cuando te llamen para firmar el atestado, acude a la cita, lee el documento y fírmalo. En caso de que al leer el atestado veas alguna declaración tuya que no esté correctamente relatada, puedes solicitar una rectificación. También puedes añadir otra declaración si lo consideras de gran importancia y no es algo subjetivo.
  4. Da parte del accidente a tu compañía de seguros.
  5. Intenta olvidarte del tema y centrarte en recuperarte de los posibles daños físicos o de la reparación del coche, volviendo a la normalidad lo antes posible.

Y no olvides que después de un accidente es probable que tengas preocupación o incluso miedo cuando vuelvas a coger el coche. Es normal que te sientas agarrotado. Pasará.

Compartir esto:

7 comentarios en “El atestado de tráfico

    • Disculpa por el retraso en responder y en aprobar el comentario, Javier. Con el ciclista todo acabó bien, gracias a Dios. El seguro me comunicó que según el atestado yo era considerado culpable y que, por tanto, ellos contactarían con el ciclista y se harían cargo de todo. Por cierto, muy contento de momento con mi seguro “Pago como conduzco” de Generali.

      Muchas gracias.

  1. hola:
    ami me dieron el dia 3o de noviembre,estaba aparcado salia a la via ya estaba iniciando la marcha vino uno por detras y me dio en la rueda izda y aleta delantera izda y por poner el guardia que yo le di a el el seguro no se hace cargo y el guardia no quiere rectificar el atestado ¿que puedo hacer?

    • Sin conocer bien las circunstancias, en general creo que si estás haciendo una maniobra en la que invades el carril donde estaba circulando otro vehículo te van a culpar. Habría que saber lo que está escrito en el atestado y si ya estabas totalmente incorporado a la vía o si aún estabas saliendo cuando te dio. Por lo que comentas se deduce que estabas incorporándote, ya que los daños fueron en la parte delantera izquierda viniendo él por detrás. Como él estaba circulando por su carril y tú estabas invadiendo el suyo, el policía considera que tú eres culpable ya que recae sobre ti el deber de cerciorarte de que no viene un vehículo antes de iniciar la incorporación. También sería interesante saber a qué velocidad venía el otro vehículo. No es lo mismo que fuera a 50 km/h como máximo que a 70, ya que si estaba a una velocidad excesiva podrías aducir que no te dio tiempo a verle. Si el policía no ve marcas en el asfalto que delaten velocidad excesiva y no hay testigos, te declara culpable por invadir el carril. ¿Qué puedes hacer? En mi opinión, poco. La opinión del policía prevalece si no hay pruebas de lo contrario, independientemente de que hayas firmado o no el atestado. Pero, si crees que compensa, podrías consultar a un abogado y él te asesorará mejor. El seguro no se hará cargo de los daños de tu vehículo si lo tienes a terceros.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad y el aviso legal. *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Categoría de datos: Usuarios, clientes y/o proveedores.

  • Responsable del fichero: Guillermo Pérez.

  • Finalidad: Gestión de los comentarios.

  • Legitimación: Interés legítimo / Consentimiento.

  • Destinatarios: No se cederán estos datos a terceros salvo obligación legal. Hospedaje en Godaddy Inc.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad o cancelación de sus datos, y limitación u oposición a su tratamiento o a retirar el consentimiento prestado.

  • Información adicional: Política de privacidad.